Valencia, catedral y Miguelete.

por Fina´s y Mar.  -  28 Enero 2018, 21:39  -  #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

El barrio de la Seu ( de la Sede) es el más antiguo de la ciudad de Valencia. Entre la plaza de la Reina y la plaza de la Virgen,  se encuentran los monumentos religiosos y civiles más importantes:  la Catedral, en el lugar antes ocupado por un templo visigodo y posterior mezquita, la Basílica de la Virgen, la iglesia de Santa Catalina, entre otras, además del Palau de la Generalitat y las Cortes. 

La Seu coincide a grandes rasgos con los límites de la antigua Valencia romana y se puede decir que fue y sigue siendo el corazón de la ciudad, religioso y político. 

 

 

Valencia, catedral y Miguelete.

La construcción de la catedral  se inicio poco después de la reconquista de la ciudad por Jaime I, aunque no se dio por terminada hasta el siglo XV. Es por ello que podemos encontrar diferentes estilos arquitectónicos, aunque es el gótico el que predomina. 

La Torre del Micalet construida a finales del siglo XIV no estaba unida a la catedral hasta que en el año 1459  los maestros Francesc Baldomar y Pere Comte ampliaron las naves añadiendo una nueva arcada, quedando unidas las dos construcciones. También se unió la Sala Capitular, hoy Capilla del Santo Cáliz. 

El templo comenzó a construirse por la girola o deambulatorio donde se disponen ocho capillas. La Capilla Mayor construida en estilo gótico en el siglo XIII  fue decorada en el siglo XVII en estilo barroco. En el centro del crucero vemos el altar mayor con su impresionante retablo.

Valencia, catedral y Miguelete.

La puerta principal, de estilo barroco, es la Puerta de los Hierros que da a la Plaza de la Reina. 

En el lateral, la puerta de los Apóstoles de estilo gótico construida durante los siglos XIII y XIV.  Por ella salimos a la Plaza de la Virgen siempre llena de gente, pintores y otros artistas. En la Plaza vemos un lado, la Basílica de la Virgen; enfrente, el Palacio de la Generalitat. 

Lo más curioso es que es allí donde se sigue reuniendo el Tribunal de las Aguas todos los jueves a las 12 de la mañana. 

 

 

La puerta más antigua es la del Palau o de la Almoina. De estilo románico se abre al otro lado del crucero.

 

 

 

El cimborrio de estilo gótico se compone de dos plantas de forma octogonal con grandes ventanales lo que le proporciona a la catedral mucha luz.

 

La capilla del Santo Cáliz se proyectó  a mediados del siglo XIV como un edificio separado de la catedral aunque un siglo después se unieron por un pasadizo donde hoy se sitúan dos capillas.

En ella se venera lo que se cree que es la reliquia del Santo Cáliz, una taza de agata cornalina finamente pulida con vetas de colores. Se trata de una bella  "copa alejandrina" de origen oriental perteneciente a los años 100 a 50 a.C. según un estudio publicado por el profesor D. Antonio Beltrán  publicado en 1960 "El Santo Cáliz de la Catedral de Valencia".

De la época medieval son las asas y el pie de oro igual que las joyas que decoran la base.

Según la tradición, es la copa en la que bebió Jesús en la última cena y que fue llevada por San Pedro a Roma  hasta que en el siglo III se trajo a España para librarla de la persecución del emperador Valeriano. Después de un largo periplo, en el año 1437 el rey Alfonso el Magnánimo  la  llevo  junto con otras reliquias  a la catedral de Valencia. 

Los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI usaron el Cáliz en las misas que celebraron en Valencia. En la actualidad, el Papa Francisco ha aprobado "el año jubilar eucarístico por el Santo Cáliz" que será celebrado cada cinco años. El primero fue en el año 2015. 

El Papa Francisco concedió a Valencia la celebración del primer año jubilar en el año 2015, que se repetirá cada cinco años. Los peregrinos podrán acudir a Valencia para obtener la indulgencia plenaria.

Valencia, catedral y Miguelete.

 

Miguelete, es como se conoce a la torre campanario de la catedral. De estilo gótico, se sitúa junto a la puerta principal de la catedral, levantándose orgullosa sobre la plaza de la Reina. Se accede desde la catedral por una empinada y estrecha escalera de caracol; en total unos 50 metros y 207 escalones. 

La torre que fue construida entre los años 1381 a 1424, es de base octogonal con  cuatro cuerpos; los tres primeros presentan una decoración muy austera a diferencia del cuarto y último  en el que vemos unas alargadas ventanas ojivales y adornos  de refinadas tracerías.

Remata la torre una espadaña de piedra, al igual que la torre, que se añadió en el siglo XVIII sustituyendo a la anterior de madera. La altura total de la torre es de 63 metros.

 

La torre recibe el nombre de Miguelete o "Micalet" por ser el nombre de la campana que da las horas. Fue dedicada a San Miguel (Miquel), para proteger a la ciudad de tormentas y otros males.

La campana Micalet es la cuarta más grande de España según el inventario nacional elaborado por el Gremi de Campaners Valencians. Su peso? 7.514 kilos. Suena marcando el paso de las horas.

Sobre ella se encuentra otra mas pequeña, la campana del Quarts, conocida como "San Vicente Ferrer" que da los cuartos de día y de noche solo las medias. 

En el interior de la torre, en la tercera planta, se encuentran un total de once campanas que se tocan de forma manual en determinadas ocasiones. No todas son iguales, hay cinco grandes y seis tiples. 

Cada campana está dedicada a un santo y alguna como "la Caterina" es realmente antigua, de 1305. 

 

Valencia, catedral y Miguelete.
Valencia, catedral y Miguelete.

Desde el Miguelete vemos las Torres de Serranos con las montañas al fondo.

La antigua muralla medieval que fue derribada en el año 1865 constaba de doce puertas en total.   Las torres de Serranos y torres de Quart son las dos únicas puertas que hoy quedan en pie. 

 

A mediados del siglo XIV, bajo el reinado de Pedro IV el Ceremonioso, es cuando se amplía y refuerza la antigua cerca musulmana. La nueva muralla que alcanzó un perímetro de 4 km, recogió arrabales y barrios que se habían quedado fuera de la anterior. La parte de la muralla que daba al río se reforzó con solidas torres. 

Las Torres de Serranos era la puerta situada en el lado norte junto al río,  que recibía la llegada de viajeros de la serranía; de ahí parece que deriva su nombre.

De estilo gótico fue construida entre 1392 y 1398. El conjunto  formado por dos robustas torres se unen en un cuerpo central en el que se abre la puerta de acceso con forma de arco de medio punto.


 

 

 

 

Las Torres de Serranos fueron utilizadas no solo como torres defensivas sino también como arco del triunfo.

 

 

 

La muralla medieval constaba de cuatro grandes puertas orientadas a los cuatro puntos cardinales. Al norte, las Torres de Serranos; al Sur, la Puerta de San Vicente; al oeste, la Puerta de Quart y al este, la Puerta del Mar. 

La que hoy se conoce como la Puerta del Mar no es desde luego la  original, como puede verse,  aunque sí se levanta en el lugar que ocupaba la antigua. Se construyó en el año 1946 en memoria de los caídos por Dios y por la Patria durante la Guerra Civil y es una réplica de la antigua Puerta Real, que se encontraba muy cerca y que fue derribada junto con las murallas en 1868.

La Puerta del Mar original puede verse en los grabados realizado por D. Alfred Guesdon.

Llegamos a la plaza de la Puerta del Mar por la calle Colón, una de las principales calles comerciales. Muy cerca de la plaza, junto a los jardines, está el Tribunal Superior de Justicia que ocupa el edificio de la antigua aduana. 

 

Puerta del Mar.

Puerta del Mar.

Volvemos a la Plaza de la Reina para disfrutar de un bonito ambiente navideño con la Catedral y el Miguelete al fondo. Por un lado, la tradicional Feria de los Reyes,  una feria organizada por  los artesanos de Valencia ( Arteval) donde podemos encontrar productos típicos, adornos navideños y muchas ideas para regalar en sus 27 stands.

Otro de los atractivos, es el Belén al aire libre realizado por el Gremio de Artistas Falleros, con figuras a tamaño natural. 

Desde la Plaza de la Reina continuamos el paseo por la calle de la Paz hacia el Ayuntamiento, una zona muy concurrida llena de terrazas y tiendas.

 

Pero antes debemos detenernos un momento y fijarnos en la torre de la iglesia de Santa Catalina, obra maestra del barroco valenciano. 

Los orígenes de la iglesia de Santa Catalina se remontan a la conquista de Valencia en 1238 ya que fue una de las diez parroquias fundacionales. De estilo gótico, le sigue en importancia a la Catedral. La Torre Campanario fue muy posterior ( finales del siglo XVII). Se puede subir a la Torre y disfrutar de las vistas.

 

 

Enfrente, la horchatería más antigua de Valencia, "la Horchatería de Santa Catalina" una casa con mas de dos siglos de tradición.

Con el frío apetece una tacita de chocolate caliente con churros; habrá que seguir la tradición.......  Por cierto,  estaban muy ricos, así que repetimos....

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: