La Valencia modernista; Ayuntamiento, Mercado Central, Mercado de Colón, Estación del Norte.

por Fina´s y Mar.  -  28 Febrero 2018, 20:57  -  #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

La Valencia modernista; Ayuntamiento, Mercado Central, Mercado de Colón, Estación del Norte.

La plaza del Ayuntamiento es el centro neurálgico de la ciudad; una plaza llena de vida rodeada de bonitos edificios, es el punto ideal para comenzar el recorrido. A un lado el Ayuntamiento, en el otro el edificio de Correos; en el centro una gran fuente que se ilumina por la noche cambiando de color;  puestos de flores y en Navidad, una gran pista de patinaje además de un carrusel para los mas pequeños.

 

La iluminación de Navidad y el buen ambiente le añade mas encanto.

 

Su urbanización tal y como se conoce hoy se desarrolló a principios del siglo XX  tras el derribo del Convento de San Francisco y del barrio de Pescadores. 

 

La Valencia modernista; Ayuntamiento, Mercado Central, Mercado de Colón, Estación del Norte.

En el año 1854 el Ayuntamiento se trasladó a la antigua Casa de la Enseñanza, un traslado en principio provisional que terminó siendo definitivo. A principios del siglo XX el edificio fue ampliado llegando a abarcar una manzana de 5600 metros cuadrados, con fachadas a las cuatro calles.

 

La fachada principal que da a la Plaza fue diseñada por los arquitectos Carlos Carbonell y Francisco Mora. Una bella fachada de piedra natural de estilo clasicista con muchos detalles barrocos.  En el cuerpo central destaca la torre del reloj, cuatro figuras simbolizan la templanza, la justicia, la fortaleza y la prudencia rematada por un carillón metálico flanqueada por dos torres cuadradas. En los extremos, otras dos torres con unas curiosas cúpulas rematadas con linternas. 

 

El balcón de piedra de la primera planta se apoya en cuatro columnas

En el interior del Ayuntamiento destaca la bella escalinata de mármol y el Salón de Cristal, una gran sala con bóveda rebajada de cañón, vidrieras de colores que proporcionan luz natural a la estancia y dos grandes lámparas de cristal de bohemia. Fue inaugurado por el rey Alfonso XIII en 1929. 

 

Anterior sala de baile, en la actualidad el Salón se usa para recepciones oficiales o actos falleros, pudiendo visitarse siempre que no haya ningún acto oficial. La entrada es gratuita. 

 

Además en Navidad se puede disfrutar del Belén que  la Asociación de Belenistas de Valencia monta en el Salón con mas de 300 figuras, animales y complementos. Se recrean diversas escenas como el nacimiento de Jesús, la llegada de los Reyes e incluso un paisaje con la típica huerta valenciana.  

La Valencia modernista; Ayuntamiento, Mercado Central, Mercado de Colón, Estación del Norte.

En el Ayuntamiento también se puede visitar el Museo Histórico Municipal que guarda un importante fondo documental junto con el archivo. Motivo por lo que fue declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional.

El modernismo ha dejado en Valencia unos bellos edificios.

 

Frente al Ayuntamiento se encuentra el edificio de Correos inaugurado en 1923. De estilo modernista destaca su imponente fachada y  la torre metálica acristalada de 30 m de altura.    En el interior, el  salón principal nos deja sin palabras; está cubierto por una bella vidriera de 370 paneles y unas 3500 piezas de vidrio.  

 

Entre los años 2002 y 2004 se ha llevado a cabo una importante restauración del edificio de Correos, Palacio de Comunicaciones,  restituyéndose la torre metálica. Desde el balcón del Ayuntamiento  se puede ver con más detalle la fachada y la torre de Correos. 

 

La Valencia modernista; Ayuntamiento, Mercado Central, Mercado de Colón, Estación del Norte.

El Mercado Central es uno de los más grande de Europa con una superficie de más de 8.000 m cuadrados y 959 puestos. Situado en la plaza del Mercado junto a la Lonja de la Seda, es un lugar ideal tanto para hacer la compra, como para darse un paseo y curiosear un poco entre puestos de frutas, pescados, embutidos.....y una bella arquitectura.  Como dice la web oficial del Mercado, comprar con los cinco sentidos.

 

El actual Mercado está considerado como una de las obras maestras del modernismo valenciano.

 

Tras la reconquista de Valencia, el rey Jaime I autoriza la celebración del mercado una vez a la semana; su emplazamiento inicial fue junto a la muralla cerca de la puerta de la Boatella.   Años después, pasaría a celebrarse a diario. A mediados del siglo XIX, en el lugar ocupado por el antiguo convento de las Magdalenas, se construye el Mercado Nuevo también conocido como el Mercado de los Pórticos, aunque pronto quedaron al descubierto sus deficiencias. 

 

En el año 1910 comenzaron las obras del actual mercado  aunque no fue inaugurado hasta el año 1928.  

En el interior destaca una gran cúpula de 30 m de altura de hierro, cristal y cerámica. 
 

Muy cerca de la Plaza del Ayuntamiento se encuentra la Estación del Norte y la plaza de toros.

 

La Estación del Norte, otro magnífico ejemplo de la arquitectura modernista en Valencia. Construida a principios del siglo XX fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1961. Si el exterior resulta atractivo, mucho mas el interior decorado con bellas cerámicas vidriadas, trencadís y mosaicos de la fábrica de "la Ceramo" de Benicalap. 

 

En el vestíbulo de la estación se mezcla el trencadís con las vigas de madera. 

 

Es una de esas construcciones que nos trasladan inmediatamente a otra época. Al pasear por el andén parece que nos podamos cruzar con algún viajero/a de principios de siglo; un caballero de mirada seria, buenos modales que nos saluda  con su sombrero y su capa; ó una dama de postín bien acompañada, luciendo su corsé y las bonitas plumas de su sombrero. 

 

En el interior destaca la antigua cantina de la estación, hoy conocida como la Sala de los Mosaicos. A través de grandes paneles de cerámica se muestra  el corazón de Valencia; la Albufera y las barracas,  la huerta y sus productos, el Miguelete y como no, una fallera ataviada con sus mejores galas.   

Los paneles están firma dos por Gregorio Muñoz Dueñas y por la empresa valenciana Industrial de Burjassot.

 

La que fuera antigua cafetería de la estación estuvo quince años cerrada hasta que por fin se acometió una importante restauración, abriéndose al público en el año 2008 después de varios años de restauración. Un trabajo impresionante y una suerte poder verla.

El Mercado de Colón, construido a principios del siglo XX por el arquitecto Francisco Mora, de nuevo otro bello ejemplo de la arquitectura modernista.

 

Tras derribar las murallas en 1865, la fisonomía de la ciudad fue cambiando por completo. Pocos años después, se proyectó y comenzó el primer ensanche quedando disponibles grandes manzanas para la emergente clase burguesa. Y es en una de estas manzanas dónde se construye el Mercado de Colón para poder abastecer a una población que no paraba de crecer y a la que le quedaba alejado el Mercado Central. 

 

El Mercado tiene una superficie de 3500 metros cuadrados distribuidas en tres naves. Dispone de dos entradas, la principal da a la calle Jorge Juan 

 

En el año 2007 fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento. 

 

Hoy en día, se ha convertido en un Centro Comercial de ocio y restauración con un encanto especial.  En ella se organizan diferentes eventos a lo largo del año, conciertos y mercadillos. En Navidad  se monta un bonito Belén con figuras a tamaño real. 

 

La Galería Jorge Juan de Valencia organiza su propio Belén y puede visitarse de forma gratuita. Es muy curioso, ya que la mayoría de las figuras tienen movimiento y al estar a una cierta altura se puede ver muy bien todos los detalles. 

 

Hay muchos edificios de estilo modernista repartidos por Valencia, como la casa de los Dragones, el Palacio de la Exposición, la Fábrica de Tabacos etc.....

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: