La Toscana, Lucca. (cont.)

por Fina´s y Mar.  -  30 Septiembre 2019, 20:29  -  #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

Desde la catedral nos dirigimos a la Piazza del Mercato, también llamada plaza del Anfiteatro. En el camino hacemos algunas paradas para ir conociendo  la historia de la ciudad.

 

Recorremos la via Fillungo, la calle principal de Lucca y una de las mas animadas, llena de tiendas,  restaurantes y cafés.  

 

La via Fillungo recorre Lucca de norte a sur; se trataba del anterior   Cardo Maximus que cruzaba perpendicularmente con el Decumano Maximus, hoy la vía Santa Croce. (El Cardo y el Decumanus eran las dos vías principales de la ciudad romana.)

 

 

 

Y llegamos a la Torre de las Horas, la torre mas alta de la ciudad desde la que se puede ver una bonita panorámica. La torre, como muestra orgullosa en la fachada, se construyó en el siglo XIII. El reloj se colocó a finales del siglo XIV con un mecanismo muy sencillo que se ha ido cambiando a lo largo del tiempo. El actual es de mediados del siglo XVIII y se puede ver cuando se sube a la torre. 

La ciudad de Lucca fue fundada por los romanos en el año 180 a.C. alcanzando su mayor esplendor en tiempos de  Augusto. En esta época se construye  el teatro, se renueva el foro y se lleva a cabo una urbanización completa de la ciudad que aún hoy perdura. Sin embargo, el anfiteatro, el monumento público mas importante, se construye en la segunda mitad del siglo I d.C.

Pocos restos quedan del teatro, ya que en la Edad Media sobre sus ruinas se construyó la torre de la iglesia de San Salvatore in Muro. En la actualidad podemos ver algunos vestigios en la iglesia de S. Agostino, que sustituyó a S. Salvatore y  en los edificios de la Piazza delle Grazie. 

La Toscana, Lucca. (cont.)

El anfiteatro romano se encuentra a unos tres metros de profundidad bajo la Piazza del Mercato, Tras las invasiones bárbaras y el paso del tiempo, el anfiteatro quedo abandonado y expoliado  utilizándose el espacio para lo que se necesitara; fue fortaleza medieval, cárcel y también almacén. 

 

Sobre sus ruinas y respetando la forma elíptica del anfiteatro se construyeron las nuevas casas. Fue  en el año 1830,  cuando Maria Luisa de Borbón-Parma ordenó que la plaza quedara descubierta, dejando solo los cuatro arcos de entrada. En la actualidad solo uno es el original, la bóveda del lado este.

 

La piazza del Mercato es una plaza muy concurrida llena de vida de día y de noche. En el centro vemos una bonita escultura de ANDREA ROGGI  con un texto que nos hace reflexionar y que creo que no hace falta traducir:

 

" La famiglia cresce como un albero

dalle forti radici

alla leggerezza dei rami,

é una sola cosa."

La Toscana, Lucca. (cont.)

Salimos de la piazza buscando la iglesia de San Frediano fundada en el siglo VI por el obispo Frediano, patrono de la ciudad.  Se trataba de una pequeña y  modesta iglesia pero a partir del siglo XII  se llevaron a cabo importantes reformas de estilo románico, elevándose la nave central y añadiéndose capillas laterales. Lo que mas destaca en el exterior y la hace única, es el mosaico dorado que decora el ancho frontón, algo poco corriente en la Toscana. 

 

Este trabajo fue encargado a varios artistas de formación bizantina del famoso taller de pintura luqués de los Berlinghieri. En el mosaico se representa la ascensión de Jesús acompañado de dos ángeles y los doce apóstoles.

 

El interior de tres naves sin crucero es un bello ejemplo del románico luqués.  Las capillas laterales que se fueron añadiendo en siglos posteriores, pertenecían a familias ilustres  por lo que están decoradas con bellas esculturas y pinturas. 

La Toscana, Lucca. (cont.)

En la intersección del cardo y el decumanus se encontraba el antiguo Foro romano;  en la actualidad se encuentra una de las plazas mas llamativas y animadas de la ciudad, la Piazza de San Michele, un buen lugar para descansar un poco a la sombra a la vez que saboreamos un helado o un pastel  en  algunas de las cafeterías de la plaza y con vistas a la bella iglesia de San Michele in Foro. 

 

 

 

 

La iglesia se empezó a construir en el siglo XI por encargo del Papa Alejandro II sobre las ruinas de una iglesia del siglo VIII.  La construcción se demoro mucho en el tiempo por lo que se superponen diferentes estilos arquitectónicos. Se puede decir que se trata de una basílica de estilo gótico con elementos románicos pisanos.  En el siglo XIII  se decidió elevar la altura de la iglesia algo que solo se hizo en parte.

 

Accedemos a la plaza por una calle lateral y lo primero que vemos es el campanario que se encuentra junto al ábside en el lateral derecho. Al rodear la iglesia contemplamos una bella portada coronada por la estatua de mármol del Arcángel San Miguel, de 4 metros de altura, con alas y láminas metálicas dando muerte al dragón.

 

 

 

 

Lucca es la ciudad natal de grandes músicos como Giacomo Puccini, Boccherini y Geminiani.  Se puede visitar la casa-museo de Puccini donde se guardan recuerdos y documentos del maestro. Y es que Lucca siempre ha estado unida a la musica. En la actualidad se celebran varios ciclos de conciertos.  

 

En verano, desde finales de junio hasta final de julio se celebra el Festival de Verano, un buen momento para visitar Lucca. Grandes estrellas nacionales e internacionales actúan en la Piazza Napoleone, en pleno centro histórico y en las murallas, dos escenarios únicos para disfrutar del concierto. Este año por cierto ha contado con la presencia de  Ennio Morricone, Elton John, Mark knopfler, Eros Ramazzotti entre otros. 

 

 

La Toscana, Lucca. (cont.)
La Toscana, Lucca. (cont.)

A partir del siglo XIX Lucca  desarrolló una gran actividad industrial lo que originó una gran expansión de la ciudad fuera de las murallas. 

 

Si no vamos en coche a Lucca, como fue nuestro caso, es conveniente coger un hotel dentro de las murallas ya que los autobuses terminan pronto, pero sobre todo, es la forma de disfrutar del buen ambiente de la ciudad  y aprovechar algún concierto. 

Otra visita recomendada es el Museo Nacional de la Villa Guinigi, donde podemos ver restos arqueológicos etruscos y romanos que nos hablan del origen de la ciudad; el Museo Nacional de los Cartones Animados o el Palacio Mansi, sede de la Pinacoteca Nacional. 

 

En el siguiente vídeo podemos ver una bonita panorámica grabada por PalmaGR desde la torre campanario.

 

Bibliografía: 

Toscana, Arte y Arquitectura, Anne Mueller von der Haegen, Ruth Strasser

http://www.turismo.lucca.it/en/history

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: