La Toscana; Lucca, Duomo di San Martino.

por Fina´s y Mar.  -  8 Septiembre 2019, 23:36  -  #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

En la Toscana, entre Florencia y Pisa se encuentra Lucca, conocida como la ciudad de las 100 torres y de las 100 iglesias.

 

Antigua colonia etrusca, luego ligur, en el año 180 a.C. paso a ser romana. Después de guerras y dominaciones  Lucca se convierte en Estado libre en el año 1119. Como dato curioso decir que fue la única ciudad toscana independiente después de la restauración de la república en 1430 hasta la llegada de Napoleón. Fue  junto con  Venecia la república más longeva de Italia, ( 1.369- 1805).  

 

La ciudad que en el siglo XII conoció una época de gran esplendor,  sufre a partir del siglo XIII la fuerte rivalidad entre Florencia y Pisa  lo que le originó grandes dificultades económicas y políticas.

Desde Florencia cogimos el tren hacia Lucca, haciendo transbordo en Pisa. Es un trayecto corto, algo menos de  dos horas,  que nos permite disfrutar del paisaje con las montañas al fondo. La ciudad de Pisa se encuentra en el valle del Serchio entre los Alpes Apuanos, cadena montañosa al norte de la Toscana,  y Monte Pisano, ubicado en la parte norte-centro de la Toscana y que separa Lucca y Pisa.

 

El hotel estaba situado un poco lejos del centro histórico y aunque se podía ir andando, unos 15 minutos, hacía mucho calor y preferimos buscar el bus. Ni las paradas ni los horarios estában bien indicados, pero con la ayuda del móvil encontramos la información.

 

 

 

Porta San Pietro

 

 

 

La linea LAM ROSSA que entra por la puerta de San Pedro   nos dejo muy cerca de la plaza de San Martino donde se encuentra la  catedral.                             

 

 

 

 

La plaza pequeñita pero con mucho encanto queda un poco apartada de las calles comerciales, aunque en Lucca todo esta  cerca.  Al bajarnos del bus y caminar hacia la catedral nos dio la impresión de que no hubiera un alma; nada mas lejos de la realidad como vimos después. Era la hora y el calor así que aprovechamos para comer tranquilamente antes de visitar la catedral. 

 

La Toscana; Lucca,  Duomo di San Martino.

Las murallas que rodean el centro histórico están perfectamente conservadas. Son las últimas de las cuatro que ha tenido la ciudad; primero fueron las romanas, luego las lombardas y por último las comunales.  Las actuales  se terminaron a mediados del siglo XVII, ya que se fueron integrando en la muralla los últimos baluartes construidos. Aunque su finalidad fue defensiva, por suerte no han tenido que soportar ningún asedio.  Las murallas  tienen una longitud de 4,2 km y una altura de unos 12 m. Se puede dar un bonito paseo por el adarve.

 

 

La catedral  construida sobre una antigua iglesia fundada en el siglo VI  fue consagrada  a la sede episcopal en el siglo VIII.  Reconstruida a  partir de 1060  se llevaron a cabo importantes reformas  entre los siglos XII y XIV. 

 

 

El maestro Guidetto de Como, adaptó los planos del templo al campanario  ya existente,  causa de su característica fachada asimétrica. 

 

 

La fachada de estilo románico llama la atención por el contraste del mármol blanco y negro.  Tres grandes arcos se abren al pórtico por el que se accede al templo. Las portadas están decoradas con relieves realizados hacia el 1.260 representando escenas de los Evangelios, la Anunciación, la Natividad y la Adoración de los Reyes.
 

 

 

 

 

 

En los relieves intermedios podemos ver escenas de la vida de San Martín y representaciones de los meses del año. Cada figura muestra una actividad propia de cada mes. 

 

 

 

 

Sobre el pórtico vemos tres galerías con columnas, cada una de ellas con una ornamentación diferente; se alternan dragones, leones, figuras humanas y dibujos geométricos en relieve en mármol negro y blanco.

Encima de las arcadas,  se contempla adornos vegetales y otros animales.

 

 

 

El interior de estilo gótico corresponde a los siglos XIV y XV. 

 

El templo  con  planta de cruz latina, tiene tres naves y crucero. Doce pares de columnas soportan las arcadas de la nave central.

 

Las vidrieras son del siglo XV,

 

 

En la bóveda del ábside destaca el fresco de la Trinidad de Giovanni Coli y Filippo Gherardi, de finales del siglo XVII.

La Toscana; Lucca,  Duomo di San Martino.

 

 

Colgada sobre el altar mayor vemos la Croce di Santa Giulia, cruz románica del siglo XII. 

 

 

En el suelo de la nave central destaca "el juicio de Solomon"realizado en mármol por Antonio di Chino da Siena. 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la nave lateral izquierda se halla un pequeño templete octogonal de mármol, obra de Matteo Civitali, el escultor renacentista mas importante de Lucca. En su interior se encuentra el "Volto Santo" o "Santa Faz", un pantocrátor que representa a Jesucristo como un señor todopoderoso. Es un crucifijo tallado en  madera de nogal al estilo románico  que data de finales del siglo  XII  o principios del XIII. 

 

 

 

 

 

La leyenda cuenta que un crucifijo llegó al norte de la toscana en el año 782 a bordo de un barco sin tripulación  y que fue conducido  a Lucca por un carro tirado por bueyes. Una leyenda que se difundió por la Europa cristiana en la Edad Media convirtiéndose en todo un símbolo de la ciudad.

 

 

 

Es una imagen muy venerada, de hecho cada año el 13 de septiembre, el Volto Santo es llevado en procesión por toda la ciudad. 

 

 

 

 

El Sarcófago de Ilaria del Carretto, es otra obra importante que podemos ver en la Catedral. El sepulcro fue realizado en el siglo XV por el joven escultor sienés Jacopo della Quercia en memoria de la segunda esposa de Paolo Guinigi, señor de Lucca, que murió al dar a luz su segundo hijo. 

 

 

 

En la cabecera de la nave izquierda vemos el altar de la Libertad, con Jesús resucitado. realizado en mármol. 

La torre campanario que data de los siglos XII-XIII tiene unos 60 metros de altura, 217 escalones desde donde se divisa una bonita panorámica de la ciudad. Fue construida con materiales locales, como la piedra de Guamo y la piedra caliza de Santa Maria del Giudice, ambas canteras se encuentran a pocos km de la ciudad. En el año 2016 fue abierta al público después de una importante renovación.

 

Lucca es una pequeña ciudad con mucho encanto pero también  con mucha historia; una ciudad para pasear y disfrutar de su buen ambiente.  Nosotros continuamos la visita camino al anfiteatro.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: