La Toscana, San Gimignano.

por Fina´s y Mar.  -  31 Mayo 2020, 18:33  -  #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

San Gimignano se encuentra a unos 45 km de Siena. Aunque el trayecto en tren es mas corto, nosotros preferimos el bus porque teníamos la parada  justo delante del hotel. 

 

La linea 130 hace el trayecto directo.  El problema que nos encontramos al ir en sábado es que a partir del mediodía se suprimen algunos horarios, así que la vuelta fue un poco liosa.  Y lo mismo ocurre con el tren. Lo ideal es ir entre semana, ya que de lunes a viernes hay horario continuo. Los domingos sin embargo, se suprimen trenes y buses. A veces es muy complicado depender de los servicios públicos, aunque quizás  lo que se pretende es reducir el numero de visitantes en fin de semana. 

 

El trayecto dura 1 hora y 10 minutos. Para volver teníamos dos posibilidades: coger el bus de las 15:00, demasiado temprano o el siguiente de las 19:40, demasiado tarde con el inconveniente añadido de que con tanta gente nos podíamos quedar en tierra. Lo peor es que no había mucha información, ni siquiera  por internet. Después de mucha preguntar decidimos coger la linea 131 que salia a las 17:00, y hacer transbordo en Poggibonsi, donde teníamos que esperar una hora para el siguiente bus de la línea 130. Fuimos con tiempo a la parada para no quedarnos fuera. 

 

A pesar del transbordo y la espera nos compensaba para no llegar muy tarde a Siena. Esa tarde teníamos planes para la cena.

La Toscana, San Gimignano.

San Gimignano es un pequeño pueblo de unos 8.000 habitantes que ha conservado intacta su arquitectura y trazado medieval. Por ello el centro histórico fue declarado en el año 1.990 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

 

Entramos en San Gimignano por la puerta de San Giovanni, pero antes de subir por la via San Giovanni a la plaza del Duomo, giramos a la derecha por la via Piandornella. 

 

Seguimos el camino rodeando  la muralla por el exterior lo que nos permite disfrutar  del típico paisaje toscano, viñedos y cipreses...... En San Gimignano se produce un vino blanco "la Vernaccia" muy popular desde la Edad Media y que en la actualidad se sigue produciendo. Cuenta con Denominación de Origen desde el año 1966. 

 

La Toscana, San Gimignano.

Después de este bonito paseo por el exterior, volvemos a la via San Giovanni, una calle llena de tiendas, de restaurantes y de turistas que van y vienen. 

San Gimignano se encuentra en la vía Francígena, la vía que en la Edad Media comunicaba el norte de Europa con Roma; un lugar  de paso de peregrinos y de intercambios comerciales. Desde finales del siglo XII, la ciudad se independiza de los obispos de Volterra y  comienza un periodo de gran prosperidad gracias a la actividad agrícola y comercial.  

 

 

En el siglo XIII se construyen las nuevas murallas de la ciudad. 

 

En el año 1.348 una terrible  epidemia de peste se cobro la vida de la mitad de la población, por lo que San Gimignano se puso bajo la protección de Florencia, 

Volvemos a la via San Giovanni  y nos dirigimos a la  Plaza de la Cisterna, considerada como la plaza mayor de San Gimignano, el corazón de la ciudad. La calle termina en el  Arco dei Becci, que fue parte de la antigua muralla de la ciudad. 

 

La plaza recibe este nombre por el pozo construido por el Podestá Guccio dei Malavolti  en el siglo XIII  para traer agua a la ciudad. De forma triangular está rodeada de casas, palacios y torres medievales perfectamente conservadas, incluso se conserva parte del pavimento de ladrillo rojo del siglo XIV.  Es realmente increible!, parece que el tiempo se haya detenido. 

 

Contigua a la plaza de la Cisterna se encuentra la plaza del  Duomo.   También conocida como la Colegiata de la Asunción de María es el monumento mas significativo de San Gimignano. El templo de estilo románico se construyó entre los siglos XII y XIII, si bien, en el año 1456 sufrió un importante cambio  ya que la originaria planta basilical se transformó en planta de cruz latina. 

 

El Duomo sorprende por la sobriedad de la fachada exterior del  siglo XII  y por la magnífica decoración del interior, ya que todos los muros están recubiertos de frescos realizados por ilustres pintores de la escuela de Siena del siglo XIV. 

La Toscana, San Gimignano.
La Toscana, San Gimignano.

Los frescos narran historias del Antiguo y del Nuevo Testamento. Al final de la nave a la derecha se encuentra la Capilla de Santa Fina construida a mediados del siglo XV, una joya del renacimiento en la que trabajaron importantes artistas florentinos. 

 

 

Frente al Duomo se encuentra el palacio Chigi-Useppi y el antiguo Palacio de Podesta  con la Torre Rognosa de 52 metros,  que fue utilizada como prisión hasta finales del siglo XIV. 

 

Sin ninguna duda, San Gimignano se caracteriza por sus torres medievales.  De las mas de 70 que se construyeron solo quedan en pie unas 14. Es por lo que a veces se ha denominado "el Manhattan" de la Edad Media. 

 

 

La razón por la que se levantaron tantas torres fue  las continuas luchas entre las familias mas poderosas. De nuevo encontramos los dos bandos, los gëlfos y los gibelinos. Las torres se convirtieron en todo un símbolo de poder, así  quien salia victorioso construía la torre mas alta. 

 

En la plaza del Duomo, a la izquierda del Palacio de la Podestà, se encuentra  el palacio de los gibelinos Salvucci con sus dos torres conocidas  como las torres Gemelas.  Su eterno contrincante, la familia Ardinguelli tiene su palacio en la plaza de la Cisterna,

A la izquierda del Duomo se construyó  a finales del siglo XIII el nuevo Palacio Comunal o Palacio del Pueblo.  En la actualidad es la sede del Ayuntamiento, de la Pinacoteca y de los Museos Civicos. En el interior se encuentra la famosa "Sala di Dante". En el patio interior bajo el pórtico se reunía el tribunal en la Edad Media. 

Hay que acceder al patio interior del Palacio del Pueblo para subir a la Torre Grossa. Con una altura de 54 metros, es la mas alta de San Gimignano. Ninguna de las mas de 70 torres que se levantaron en la Edad Media podían sobrepasarla. 

La subida a la torre merece la pena, las vistas son preciosas,  desde la plaza del Duomo con las torres gemelas hasta las montañas de Pistoia y los Alpes Apuanos. 

No queríamos marcharnos sin visitar el museo arqueológico ubicado en la primera planta   del Conservatorio de Santa Clara, donde se exhiben restos etruscos, romanos y medievales. 

 

El Conservatorio de Santa Clara es también sede de la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo. 

 

Los etruscos fueron los primeros pobladores de la región, remontándose su presencia al  I milenio a.C.   Y fueron  precisamente  los etruscos los que fundaron en el siglo III a.C. San Gimignano.

En la imagen vemos una estela funeraria datada en torno al 500 a.C. De forma  cuadrangular, con unas medidas de 88 cm x 86 cm, está realizada en travertino.  La inscripción hay que leerla  de derecha a izquierda, y nos cuenta quien la ha tallado y a quien le pertenecía. Esta en concreto  se encontró desplazada de su lugar original, pero es fácil deducir que pertenecería a una familia de alto rango y es que en la Etruria del siglo VI a.C. la utilización de la escritura y de las estelas funerarias estaba ligado a la clase social mas elevada. 

 

Hay otros museos para visitar como el de la Tortura o el Museo del Vino que se encuentra en una antigua fortaleza del siglo XIV  con unas bonitas vistas. Sin duda, una opción mucho mas placentera.. 

 

Bibliografía:  Arte y Arquitectura, la Toscana, Anne Mueller von der Haegen y Ruth Strasser.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: