Florencia, Catedral de Santa María del Fiori.

por Fina´s y Mar.  -  29 Septiembre 2020, 06:00  -  #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

La catedral de Santa María del Fiori es una de las obras mas importantes del arte gótico y del primer renacimiento italiano, verdadero símbolo de la riqueza y del poder que llegó a alcanzar  la ciudad de Florencia durante los siglos XIII y XIV. Se puede decir, que se convirtió en  la capital del Renacimiento.

 

En cuanto a las dimensiones, es una de las catedrales mas grandes de la cristiandad, solo superada por la Basílica de San Pedro en Roma, la catedral de San Pablo en Londres, y las catedrales de Sevilla y de Milán. 

Florencia, Catedral de Santa María del Fiori.
Florencia, Catedral de Santa María del Fiori.

La obras comenzaron  en el año 1296 según diseño gótico realizado por Arnolfo di Cambio.   La estructura original consistía en tres amplias naves que convergen en el coro que alberga el altar mayor, coronado por una gran cúpula. Tras su fallecimiento, la construcción  quedó  paralizada hasta el año 1334 en el que se nombra a Giotto maestro de obras.

 

Por desgracia Giotto falleció pocos años después. Su gran aportación fue el Campanile.  A partir de ese momento, continuaron las obras Andrea Pisano y Francisco Talenti. 

 

La fachada original fue demolida a finales del siglo XVI al considerar el Duque Francisco I de Médicis que no era adecuada con los gustos de la época. Y así permaneció hasta finales del siglo XIX, siendo reconstruida en estilo neogótico por  Emilio de Fabris,  incorporando mármol en varios colores.

Florencia, Catedral de Santa María del Fiori.

Mas de un siglo después de comenzar las obras, aun quedaba por levantar la cúpula de la catedral, una construcción que resultaba bastante complicada por sus dimensiones, ya que tenía que superar en altura a la de Milán, por lo que era necesario utilizar otras soluciones diferentes a las utilizadas hasta entonces.  En el año 1418 Ghiberti y Brunelleschi ganan el concurso y se le adjudican las obras.  Años mas tarde, los dos  volvieron a concursar para realización de la linterna. Aunque ambos compartieron funciones, fue Brunelleschi quien aporto el ingenio arquitectónico y quien dirigió las obras. 

 

La cúpula terminó de construirse en el año 1436 convirtiéndose en todo un símbolo para la ciudad. Recubierta por ladrillo rojo y con unas dimensiones espectaculares, 45 m de diámetro y 100 m de altura, fue la mayor cúpula construida hasta el momento. Una verdadera obra de arte que esconde una obra de ingeniería  totalmente innovadora. De hecho, su secreto permaneció oculto durante mucho tiempo.

 

Fotografía de Palmagr, vista de la cúpula desde el Campanile.

 

 

Las cúpulas de los ábsides contrarrestan el peso soportado por el tambor. De las esquinas salen ocho nervaduras de mármol que llegan hasta la linterna de la cúpula. 

 

 

 

 

 

 

 

Brunelleschi se forma en Florencia donde trabaja como escultor y arquitecto.  En sus obras trabaja la medida, la proporción y la perspectiva, conocimientos que fue acuñando gracias a la cultura científica que existía en la Florencia de aquellos tiempos. De hecho, se forma con el matemático y físico Toscanelli. La cúpula es su gran obra, por la que ha pasado a la historia.

 

 

En la imagen podemos ver una maqueta de la cúpula de Brunelleschi que se encuentra en la "galería de la cúpula", en el primer piso del Museo dell´a Opera. 

 

Resulta muy curioso poder verla tan cerca y con tanto detalle. En realidad son dos cúpulas, una dentro de otra; la exterior mas magnífica mientras que  la interior  es la que realmente sostiene el peso de la construcción. 

 

 

 

 

 

Aquí se puede ver toda la estructura; la cúpula de Brunelleschi, el tambor y las cúpulas de las capillas del coro. 

 

 

 

Una vez terminada la cúpula, fue oficialmente bendecida por el Papa Eugenio IV, aunque la  linterna no estuvo terminada hasta el año 1464.

 

 

La entrada a la catedral es gratuita, solo hay que ponerse en cola, aunque es conveniente ir temprano porque el aforo es limitado y hay que esperar pacientemente. Sin embargo, para subir a la cúpula y visitar el resto de los monumentos del complejo arquitectónico hay que comprar la entrada que cuesta 18 €. Con ella puedes acceder también a la cripta de la catedral, al Campanile, al Museo dell´a Opera y al Baptisterio. 

 

 

 

La cúpula está a una altura de 107 m del suelo y son en total 463 escalones. La subida es bastante dura aunque merece la pena por ver unas vistas maravillosas de toda la ciudad.

 

 

El interior del templo sorprende por su sencillez y austeridad si la comparamos con las catedrales de Lucca, Pisa o Siena, y por la amplitud.  Tiene planta de cruz latina y tres naves, la principal y dos laterales.  Sus medidas son impresionantes, 160 m de longitud, 43 m de ancho y 90 m en la nave transversal. Las naves están cubiertas por bóvedas de crucería; las grandes arcadas  formadas por arcos ojivales se apoyan sobre grandes pilares.

 

Por encima de las arcadas, vemos un estrecho pasillo que une la nave central con el coro, los ábsides y la base octogonal de la cúpula. 

 

El coro, en el que se encuentra el altar mayor,  consta  de tres ábsides y dos sacristías. Gran parte de la decoración del interior se perdió  y otros elementos se llevaron al Museo de la obra. Los frescos del interior de la cúpula fueron encargados por Cosme I de Médicis a Vasari aunque tras su muerte fue Zaccari quien los termino, año 1579. Se representa el juicio final. 

En la parte superior se representan los 24 ancianos del Apocalipsis. A continuación, coro de ángeles, Cristo, María, los santos, y las virtudes.  En la parte inferior, se representan los pecados mortales y el infierno. 

A finales del siglo XX unas excavaciones arqueológicas en la catedral de Santa María del Fiori sacaron a la luz la antigua basílica de Santa Reparata, el anterior templo cristiano sobre el que se construyó la nueva catedral. Parece que fue uno de los mayores complejos paleocristianos de la Toscana.
 
 
Muy cerca de la entrada, a mano derecha, se encuentra la bajada a la cripta. Se han encontrado restos de casas romanas, partes del pavimento de la antigua iglesia de Santa Reparata. En la cripta también se encuentra la tumba de Brunelleschi, un hecho insólito hasta la fecha.  
 

A continuación, os dejo el siguiente enlace con los secretos del Duomo. 

Bibliografía: Arte y arquitectura Toscana, Anne Mueller von der Haegen y Ruth Strasser

                    Historia del Arte, el Quattocento italiano, Victor Nieto y Alicia Cámar.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: